Israel & International » ADL Blogs
February 26, 2015 4

Mein Kampf Back on German Bookshelves – The Right Way

For the first time since the end of World War II, Hitler’s man­i­festo, Mein Kampf, will be avail­able for sale in Ger­many. The 2,000-page edi­tion includes exten­sive foot­notes and his­toric anno­ta­tions deemed crit­i­cal by the Ger­man Gov­ern­ment to the book being viewed in its appro­pri­ate context.adolf-hitler-mein-kampf-book

In a Jan­u­ary 2014 Op-Ed in the New York Daily News, Anti-Defamation League National Direc­tor, Abra­ham H. Fox­man pre­sciently said,” As an impor­tant his­tor­i­cal doc­u­ment, “Mein Kampf” must remain avail­able to the pub­lic — but not with­out the essen­tial sup­ple­men­tary texts; the intro­duc­tions and adden­dums that put Hitler’s writ­ings into con­text and explain their rel­e­vance today.”

The Ger­man Government’s hand was forced on the issue when data came out that Mein Kampf was the top down­loaded polit­i­cal sci­ence book on Ama­zon in 2013.  It has been read­ily avail­able on many ser­vices out­side Ger­many, where access by Ger­man cit­i­zens can­not be pre­vented. Addi­tion­ally, the copy­right on Mein Kampf expires this Decem­ber which would make it freely avail­able all across the Internet.

Major online book retail­ers such as Ama­zon and Barnes & Noble have worked with ADL over the years to place edi­to­r­ial reviews on Mein Kampf and other anti-Semitic works such as The Pro­to­cols of the Elders of Zion and The Inter­na­tional Jew to ensure that cus­tomers fully under­stand the authors’ back­ground, intent, con­text and any issues sur­round­ing the pub­li­ca­tions.  Rec­og­niz­ing that Mein Kampf will be read­ily avail­able in Ger­many and can be an impor­tant edu­ca­tional tool, it is appro­pri­ate to acknowl­edge and sup­port the Ger­man Government’s insis­tence upon pro­vid­ing the nec­es­sary context.

Tags: , , , , , ,

February 6, 2015 7

Egyptian Minister Repeats Claim That Jews Created ISIS

al-masry-alyoum-isis-egypt

An edi­to­r­ial car­toon fea­tured in the Egypt­ian daily Al-Masry Al-Youm on Feb­ru­ary 5, 2015, depicts the Jew­ish meno­rah as part of the Ara­bic word for ISIS (Daish).

Dur­ing a press con­fess in Cairo wel­com­ing the Mufti of Lebanon on Feb­ru­ary 5, the Egypt­ian Min­is­ter of Islamic Endow­ment, Mohamed Mokhtar Gomaa, repeated the con­spir­a­to­r­ial claim that ISIS not only serves Israeli inter­ests, but that its leader, Abu Bakr Al-Baghdadi, was raised by Jews and Israelis.

When asked about the Islamic State of Iraq and Syria (ISIS)’s bar­baric exe­cu­tion of Jor­dan­ian pilot Muaz Kasas­beh, Gomaa said, “There were state­ments made by Israel that ISIS is pro­tec­tion for Israeli national secu­rity because it is the sword that will cut and tear apart the region’s states. Fur­ther­more, reports that Abu Bakr Al-Baghdadi was raised by Jews and Israelis con­firm the size of the con­spir­acy against the region [Islam].”

ADL has pre­vi­ously doc­u­mented the growth of this con­spir­acy, sug­gest­ing that ISIS was cre­ated by the Jews and Zion­ists to tear Islam apart.

Tags: , , , , , , , , ,

February 5, 2015 0

Lo que aprendimos de Auschwitz

Por Abra­ham H. Fox­man
Direc­tor Nacional de la Liga Antidifamación

Este artículo apare­ció orig­i­nal­mente en el blog de The Huff­in­g­ton Post

El sep­tu­agésimo aniver­sario de la lib­eración de Auschwitz, que se cel­e­brará el 27 de enero en el Día Inter­na­cional de Con­mem­o­ración en Memo­ria de las Víc­ti­mas del Holo­causto, llega en un momento en que algunos se pre­gun­tan: ¿está suce­di­endo nue­va­mente en Europa?

Cono­ce­mos la respuesta racional a esa pre­gunta. A pesar de la gravedad del resurgimiento del anti­semitismo en Europa, no hay com­para­ción con la Europa de los años treinta y cuarenta del siglo pasado. En aquel entonces, un par­tido com­pro­metido con la destruc­ción del pueblo judío obtuvo el poder total en Ale­ma­nia y final­mente llegó a con­tro­lar casi toda Europa, per­mi­tiendo el asesinato sis­temático de 6 mil­lones de judíos y mil­lones de otras per­sonas en el Holocausto.

Hoy en día, los gob­ier­nos de Europa no apoyan el anti­semitismo; lo com­baten, aunque no siem­pre con sufi­ciente fuerza.

¿Si no es el Holo­causto —y, si no es útil com­pren­der los inmen­sos desafíos de hoy com­parán­do­los con el Holo­causto—, Auschwitz nos da alguna lec­ción hoy en día?

Yo diría que varias.

Primero está el papel de las ide­ologías de odio en la pro­duc­ción de com­por­tamien­tos vio­len­tos y anti­semi­tas. Aunque hoy los anti­semi­tas en Europa no con­trolan los gob­ier­nos, son capaces de mov­i­lizar a per­sonas com­pro­meti­das con la vio­len­cia sobre la base de nociones fan­tás­ti­cas sobre el mal de los judíos.

Joseph Goebbels, Min­istro de Pro­pa­ganda de Hitler, con­ven­ció a los ale­manes no sólo de odiar a los judíos sino tam­bién de creer que tenían que pro­te­gerse del mal­vado y todopoderoso judío que estaba enve­ne­nando el cuerpo político alemán. Tam­bién hoy, los extrem­is­tas islámi­cos —ya sea Al-Qaeda, ISIS, Hamas o Hezbolá— con­sid­eran al judío el ori­gen del mal en el mundo.

La Carta de Con­sti­tu­ción de Hamas no sola­mente hace un lla­mado a la destruc­ción de Israel; sostiene que los judíos son respon­s­ables de todos los males del mundo mod­erno desde la Rev­olu­ción Francesa.

Cuando Al-Qaeda decidió atacar el World Trade Cen­ter el 11 de sep­tiem­bre de 2001, fue sólo después de que con­sid­er­aran atacar obje­tivos judíos en Nueva York. Incluso el World Trade Cen­ter era visto como un obje­tivo par­cial­mente “judío”, ya que se con­sid­er­aba que los judíos con­trolan el com­er­cio mundial, según “Los pro­to­co­los de los sabios de Sión”.

Una vez se resuelve que los judíos son la fuente del mal, es casi una respon­s­abil­i­dad actuar con­tra ellos. Y así los ataques con­tra civiles judíos, que rep­re­sen­tan el mal en forma ordi­naria, se vuel­ven admisibles.

Debe­mos luchar con­tra esta ide­ología de odio. No debe­mos titubear al darle el nom­bre que merece y reunir a per­sonas de todas las reli­giones con­tra él.

Una segunda lec­ción es que la vergüenza por lo que el anti­semitismo pudo pro­ducir, que se man­i­festó con la apari­ción de las primeras fotografías de Auschwitz después de la lib­eración, es un impor­tante inhibidor del antisemitismo.

No cura al mundo de la enfer­medad del anti­semitismo —que está tan arraigada y sirve a muchos propósi­tos—, pero sí afecta el nivel y la inten­si­dad del com­por­tamiento antisemita.

El anti­semitismo no explotó como un fenó­meno durante décadas en parte debido a esta vergüenza. A medida que pasa el tiempo y la inmedi­atez del Holo­causto se desvanece, resulta más impor­tante que nunca desar­rol­lar nuevas y cre­ati­vas man­eras de trans­mi­tir a los jóvenes sus horrores.

Recuerdo que hace algunos años escuché a Rita Suss­muth, del Bun­destag alemán, hablando de la necesi­dad de crear nuevos y emo­tivos méto­dos para lle­gar a cada gen­eración de jóvenes que está más y más ale­jada de los acon­tec­imien­tos de la Segunda Guerra Mundial. Nunca debe­mos aban­donar la lucha para explicar lo que puede provo­car el antisemitismo.

Para mí, una ter­cera lec­ción es la íntima conex­ión entre el anti­semitismo y la salud de una sociedad democrática. Ya sea la expre­sión de que los judíos son el canario en la mina de car­bón o las famosas líneas del Pas­tor Mar­tin Niemöller sobre las con­se­cuen­cias de no enfrentarse a la mal­dad, Auschwitz no es sólo sobre los males del anti­semitismo sino tam­bién sobre cómo no con­tro­larlo invari­able­mente pone en peli­gro a toda la sociedad.

La lucha con­tra el anti­semitismo nunca debería con­sid­er­arse sola­mente como una lucha moral. Es una lucha prác­tica, como lo expresó con tanta elocuen­cia el Primer Min­istro Manuel Valls ante el Par­la­mento francés después de los ataques ter­ror­is­tas con­tra Char­lie Hebdo y el super­me­r­cado kosher.

¿Cómo -pre­guntó- podría la sociedad francesa no protes­tar y estar indig­nada cuando los judíos eran insul­ta­dos, cuando los ván­da­los vio­la­ban las insti­tu­ciones judías, cuando los man­i­fes­tantes inten­taron invadir una sin­a­goga? Su men­saje fue claro: Toda Fran­cia nece­sita pon­erse de pie y con fuerza cuando los judíos son ata­ca­dos. No sola­mente porque es lo cor­recto, sino porque es de vital impor­tan­cia para el bien­es­tar de la sociedad francesa.

El ataque crim­i­nal con­tra Char­lie Hebdo sigue inevitable­mente al asesinato de tres niños judíos en Toulouse. Los ataques con­tra los judíos en la Ale­ma­nia Nazi invari­able­mente lle­varon a los esfuer­zos de Hitler para dom­i­nar y esclavizar al mundo.

Entonces, el martes, mien­tras con­mem­o­ramos los 70 años de la lib­eración de Auschwitz y el Día Inter­na­cional de Con­mem­o­ración de las Víc­ti­mas del Holo­causto, la impor­tan­cia de saber lo que sucedió allí y trans­mitírselo a la sigu­iente gen­eración es más urgente que nunca.
Hoy, las ame­nazas con­tra los judíos son may­ores de lo que han sido desde aque­l­los días oscuros. Y esas ame­nazas, como lo enseña la lec­ción de Auschwitz, nos ame­nazan a todos nosotros.

Tags: , , , , , , , , ,